Para comunicación y lenguaje

PDF Imprimir Correo

El lenguaje tiene tres grandes componentes sobre los cuales es necesario prestar atención, para determinar de manera temprana, algún comportamiento que pueda ser indicio de algún tipo de dificultad comunicativa, ya que su conocimiento se evidencia en la forma como nuestros hijos hablen y entiendan (desde lo verbal), expresen y comprendan (desde lo escrito), y a que existen investigaciones que apoyan la idea de la presencia de dificultades lingüísticas dentro de un porcentaje significativo de la población de niños diagnosticados con trastorno de aprendizaje.

 

EL CONTENIDO DEL LENGUAJE

Las palabras y las relaciones entre estas representan la información dada a través de los mensajes, tales como, la referencia a un objeto particular, Ej: pelota; o a una acción particular, Ej: jugar, o a una relación particular, Ej: jugar con la pelota, por ello el desarrollo del contenido del lenguaje consiste en la adquisición de categorías y de relaciones, las cuales tienen que ver con la naturaleza de los objetos y la forma como estos se comportan y se relacionan unos con otros. Por esta razón es fundamental que nuestros hijos lleguen a ser capaces de dividir y clasificar eventos, con la mayor cantidad de elementos constituyentes.

El desarrollo del contenido del lenguaje depende de la interacción entre el conocimiento de los niños y el contexto, es decir entre, la información acerca de los objetos y eventos en el mundo, y las personas, objetos y eventos que están alrededor del niño. De esta interacción surge la información a procesar: los mismos eventos son relacionados y se forman las generalizaciones para ser representadas en la memoria.

LA FORMA DEL LENGUAJE

La forma del lenguaje es el medio de conectar o cambiar sonidos o letras, ó palabras con significado, para comunicar un mensaje desde lo verbal y desde lo escrito. Los niños comienzan muy tempranamente a elaborar un sentido del empleo de la gramática de su lenguaje familiar o lengua; formulan maneras específicas del uso de la gramática a medida que aprenden a utilizar los diversos constituyentes del lenguaje, por lo cual juega un papel fundamental el modelo que tengan para aprender o para imitar.

EL USO DEL LENGUAJE

El uso del lenguaje consiste en la selección determinada de comportamientos sociales y cognitivos de acuerdo a las metas del hablante y al contexto de la situación. En el primer caso se refiere a las razones del por qué y para qué habla la gente y en el segundo, tiene que ver con las reglas para decidir cuál es la forma de transmitir el mensaje, de acuerdo con los participantes que están en el contexto.
Así cualquiera de los siguientes comportamientos (que involucran estos componentes) requiere de la mayor atención, para jugar un papel preventivo, o correctivo si se requiere:
  • Haber presentado retraso motor y lingüístico.
  • Recibir un diagnóstico de desorden del lenguaje, sin ser tratado por un profesional
  • Evidenciar dificultades para comunicar deseos y necesidades.
  • Exteriorizar dificultad para encontrar palabras, o tener un vocabulario muy limitado.
  • Manifestar dificultades comprensivas, tanto de vocabulario, como de información básica.
  • Demorarse para empezar a hablar, pronunciar inadecuadamente durante un tiempo mayor al esperado para la edad.
  • Presentar un habla espontánea limitada.
  • Tener problemas expresivos (de palabras, frases) en narraciones y discursos conversacionales.
  • Evidenciar un uso incorrecto de la gramática, o un uso muy limitado de la misma, manifestándose por producir las mismas expresiones la mayor parte del tiempo o en situaciones muy diferentes.
  • Indicar dificultad para usar preposiciones, conjunciones, y otros marcadores gramaticales.
  • Evidenciar dificultad para usar tiempos verbales.
  • Poseer problemas para recordar y repetir información.
  • Exhibir dificultades con la atención selectiva.
  • Exteriorizar dificultad para usar y comprender el lenguaje.
  • Tener dificultades en recordar y repetir oraciones.
  • Manifestar dificultades para escribir con claridad y para escuchar con comprensión.
  • Mostrar dificultades motrices y perceptuales para dibujar, cortar y pintar.
  • Exponer una pobre ortografía.
  • Demostrar poca o nula comprensión de lo que se lee.
  • Expresar dificultades para mostrar cambios en los estilos comunicativos, dependiendo de diferentes situaciones sociales.
  • Revelar problemas que involucran la comunicación no verbal (gestos, contacto visual, etc.).