Desarrollo social y emocional

PDF Imprimir Correo

Nacimiento a tres meses

Los bebés pasan mucho tiempo empezando a conocer su propio cuerpo.

  • Succionan sus propios dedos
  • Observan sus manos
  • Miran el lugar del cuerpo que se están tocando

Los bebés están interesados en otras personas y aprenden a reconocer a las principales personas que los cuidan. La mayoría de los bebés:

  • Pueden recibir el consuelo de un familiar adulto
  • Responden positivamente al contacto
  • Interactúan mejor cuando están en un estado de alerta (despiertos)
  • Se benefician más de las interacciones cortas y frecuentes que de las largas e infrecuentes.
  • Permanecen dormidos más tiempo que despiertos (sobre todo en los dos primeros meses)
  • Sonríen y muestran placer como respuesta a la estimulación social

 

Tres a seis meses:

Es más probable que los bebés inicien una interacción social con mayores intereses. Empiezan a:

  • Disfrutar el juego del escondite (esconder su cara tras una sábana o trapo y “encontrarlos” al quitarla)
  • Sonreír espontáneamente y en respuesta a la interacción con su cuidador
  • Reír en voz alta

Seis a nueve meses:

Los bebés muestran un rango emocional más amplio y preferencias más fuertes por las personas familiares. La mayoría gradualmente llega a:

  • Expresar muchas emociones claramente diferenciadas (agrado, desagrado, incomodidad)
  • Distinguir a cuidadores de las personas extrañas a ellos
  • Responder activamente frente al lenguaje y los gestos indicativos (muéstrame el oso, dónde está el tete etc.)
  • Demostrar desagrado frente a la pérdida de un juguete

Nueve meses a un año:

A medida que se acercan al primer año, la imitación y la independencia ganan importancia. La mayoría de los bebés llegan a:

  • Alimentarse solos comiendo con los dedos
  • Sostener una taza con las dos manos y beber con ayuda
  • Tender brazos y piernas mientras se les viste
  • Imitar acciones simples
  • Demostrar ansiedad cuando se les separa de las principales personas que los cuidan.

Uno a dos años:

Los niños empiezan a tener más conciencia de sí mismos y de su habilidad de hacer que las cosas sucedan. Se expresan con un rango más amplio de emociones y es más probable que inicien la interacción con otras personas. En esta etapa y gradualmente, la mayoría de los niños:
Se reconocen a sí mismos en fotos o en el espejo, y se sonríen o se hacen caras

  • Demuestran sentimientos intensos por sus padres y demuestran afecto por otras personas familiares
  • Expresan sentimientos “negativos”
  • Demuestran orgullo y placer frente a logros nuevos
  • Imitan comportamientos adultos en el juego (hablar por teléfono)
  • Demuestran un fuerte sentido de sí mismos por medio de la reafirmación personal, dirigiendo a los demás
  • Empiezan a ser serviciales, como al ayudar a acomodar las cosas

Dos a tres años:

Los niños empiezan a sentirse "hacedores" más poderosos y creativos. Exploran todo, demuestran un fuerte sentido de sí mismos y expanden su rango de destrezas de autoayuda. La independencia es un gran desafío. Es probable que los niños de dos años:

  • Indiquen necesidades de higiene en el baño
  • Ayuden a vestirse y a desvestirse
  • Sean firmes y enérgicos acerca de sus preferencias y digan que no a los pedidos de los adultos
  • Empiecen a autoevaluarse y a desarrollar nociones de sí mismos como buenos, malos, atractivos, etc.
  • Demuestren conciencia de sus propios sentimientos y los de los demás, y hablen sobre ellos (estoy bravo, estoy triste, etc.)
  • Experimenten cambios de ánimo rápidos y demuestren en algunos casos un temor aumentado (por ejemplo: miedo a la oscuridad o a ciertos objetos. Esto se da más por ser desconocidos que por haber tenido una experiencia negativa previa)


Los niños disfrutan del juego paralelo (actividades de juego “solitarias” pero cerca de otros niños).
Es probable que:

  • Miren a otros niños y se unan brevemente para jugar con ellos
  • Defiendan sus posesiones
  • Empiecen a jugar a las casitas asumiendo un rol
  • Usen objetos en el juego asignándoles roles
  • Participen en actividades grupales simples, como cantar, aplaudir o bailar

Tres a cuatro años:

A medida que mejoran su habilidad y sus destrezas de autoayuda, los niños de 3 años se vuelven más independientes. La mayoría gradualmente llega a:

  • Reconocer y ser conscientes de su identidad de género.
  • Seguir una serie de instrucciones simples.
  • Completar sin ayuda tareas simples con la comida, como extender mantequilla en el pan con un cuchillo romo y servir líquidos de una jarra pequeña
  • Lavarse las manos sin ayuda y sonarse la nariz cuando se les recuerda hacerlo


Estos niños están más interesados en otros niños. Ahora es más probable que:

  • Compartan juguetes, turnándose para ayudar
  • Inicien juegos o participen de ellos con otros niños, y creen juegos
  • Empiecen el juego dramático, con representación de escenas completas (como viajar, simular ser animales, o personajes de cuentos)

Cuatro a cinco años:

A esta edad los niños son más conscientes de sí mismos como individuos. Ellos:

  • Demuestran cierta comprensión del razonamiento moral (exploran ideas acerca de la justicia, y los comportamientos buenos o malos)
  • Se comparan a sí mismos con los demás

Los niños de 4 años están muy interesados en las relaciones con otros niños. Ellos:

  • Desarrollan amistades
  • Expresan más conciencia de los sentimientos de otras personas
  • Demuestran interés en explorar las diferencias sexuales
  • Disfrutan del juego imaginativo con otros niños, como disfrazarse o jugar a la casita
  • Llevan el juego dramático más cerca de la realidad prestando atención a los detalles, al tiempo y al espacio