Comunicación y lenguaje

PDF Imprimir Correo

El desarrollo es más que una lista acumulativa de cambios y logros, el crecimiento revela ciertos patrones que requieren de oportunidades que lo potencien, por ejemplo, el habla requiere del crecimiento físico de ciertas estructuras como la lengua, el paladar, los dientes y los labios y del control motor de sus funciones, por lo cual, no sólo es importante mencionar a continuación los comportamientos comunicativos que se podrían esperar de un infante en algunas edades determinadas, sino también los cambios en su alimentación, teniendo en mente que a pesar que se pueden evidenciar fases o períodos, los individuos difieren unos de otros de manera importante.

 

Recién Nacido

  • Llora.
  • Hace sonidos de no llanto parecidos al habla, generalmente cuando se le está alimentando.

 

1-6 Meses: El Examinador

Un Mes

  • Responde a la voz humana, la cual tiene un efecto tranquilizante.
  • Llora para buscar ayuda, pero con ello también va acostumbrando a las cuerdas vocales al paso del aire entre ellas, lo cual le va a permitir modificar progresivamente su respiración.
  • Produce sonidos que le agradan.

Dos Meses

  • Distingue diferentes sonidos (del habla).
  • Produce sonidos más guturales, es decir que varían la forma de la cavidad bucal y la presión del aire sobre las cuerdas vocales.
  • Visualmente prefiere las caras a los objetos.
  • Se queda quieto con la succión.

Tres Meses

  • Produce sílabas que involucran consonante vocal.
  • Gira la cabeza cuando oye una voz.
  • Responde vocalmente al habla de otros.
  • Realiza predominantemente sonidos vocálicos.
  • Puede pasar su mirada suavemente de un objeto a otro.
  • Puede tragar voluntariamente.

Cuatro Meses

 

  • Balbucea cadenas de consonantes.
  • Varía el acento.
  • Imita tonos.
  • Localiza los sonidos.
  • Sonríe a las personas que le hablan.

Cinco Meses

  • Le vocaliza a los juguetes.
  • Discrimina las voces bravas de las alegres.
  • Experimenta con sonidos.
  • Imita algunos sonidos.
  • Responde al nombre.
  • Sonríe y vocaliza ante la imagen en el objeto.
  • Sigue visualmente un objeto que se desaparece.
  • Reconoce objetos familiares.
  • Anticipa todo el objeto después de ver una parte.
  • Recuerda acciones propias en el pasado inmediato.

Seis Meses

  • Varía el volumen, el tono y la velocidad de sus producciones.
  • Vocaliza placer y displacer, a través de gritos y entonaciones.
  • Inspecciona objetos y alcanza o coge aquellos que ha soltado.
  • Sostiene el tetero y utiliza sus dedos para comer.

 

7-12 Meses: El Experimentador

Siete Meses

  • Juega vocalmente.
  • Produce varios sonidos en una sola respiración.
  • Escucha las vocalizaciones de otros.
  • Realiza búsqueda visual y breve para los objetos que desaparecen.
  • Corta con los primeros dientes, tiene una mejor masticación y control mandibular.
  • Puede comer gran variedad de sólidos.

Ocho Meses

  • Escucha selectivamente.
  • Reconoce algunas palabras.
  • Repite las sílabas acentuadas.
  • Grita para llamar la atención.
  • Imita gestos y calidad tonal del habla del adulto.
  • Evidencia ecolalia, es decir que presenta una imitación inmediata, parcial o total de la producción de otro hablante.
  • Actúa positivamente hacia sus pares.
  • Puede apilar por color y por forma separadamente.
  • Reconoce las dimensiones de los objetos.
  • Explora forma, peso, textura, función y propiedades (ejemplo: Dentro - fuera).

Nueve Meses

  • Produce patrones distintivos de entonación.
  • Imita tos, sonidos con la lengua, etc.
  • Usa gestos sociales.
  • Se anticipa al desenlace de eventos y al retorno de personas.

Diez Meses

  • Imita el habla del adulto, si ya puede producir esos sonidos.
  • Obedece algunas órdenes, como señalar las partes del cuerpo.
  • Ayuda a vestirse y a alimentarse.

Once Meses

  • Imita ritmos y expresiones faciales.
  • Asocia las propiedades con los objetos.
  • Se alimenta por sí mismo con la cuchara.

Doce Meses

  • Reconoce su propio nombre.
  • Sigue instrucciones motoras simples especialmente si están acompañadas por una clave visual (“chao-chao”).
  • Reacciona a la entonación del “no”.
  • Produce y practica una o más palabras.
  • Mezcla palabras y jerga, es decir que combina palabras claras con largas cadenas de sonidos incomprensibles que tienen una entonación parecida a la del adulto.
  • Utiliza objetos comunes apropiadamente.
  • Utiliza la cuchara, la taza y la crayola.

15-24 Meses: El Explorador

Quince Meses

  • Señala los vestidos, las personas, los juguetes y los animales nombrándolos.
  • Usa jerga y palabras en conversación.
  • Tiene de 4 a 6 palabras aproximadamente en su vocabulario.
  • Garabatea líneas.
  • Le gusta bailar al ritmo de la música.

Dieciocho Meses

  • Comienza a utilizar producciones de dos palabras.
  • Tiene aproximadamente 20 palabras en su vocabulario.
  • Identifica algunas partes del cuerpo.
  • Se refiere a sí mismo por el nombre.
  • Canta y tararea espontáneamente.
  • Juega a preguntas y respuestas con un adulto.
  • Imita al adulto en el uso de algunos objetos.
  • Garabatea en círculos.

Veintiún Meses

  • Le gustan los juegos rítmicos.
  • Hala a las personas para mirar algo.
  • Trata de “contar” experiencias.
  • Entiende algunos pronombres personales.
  • Utiliza el “yo” y el “mío”.
  • Conoce formas.
  • Se sienta por períodos cortos con un libro.
  • Juega cerca, pero no con otros niños.
  • Nota objetos pequeños y sonidos bajos.
  • Responde a la música rítmicamente y con todo el cuerpo.

Veinticuatro meses

  • Tiene unas 200 a 300 palabras aproximadamente en su vocabulario.
  • Nombra los objetos comunes.
  • Parea objetos familiares.
  • Comprende uno y muchos.
  • Utiliza oraciones cortas incompletas.
  • Utiliza algunas preposiciones (en, sobre) y pronombres (yo, mi, usted), pero no siempre correctamente.
  • Usa algunas terminaciones verbales regulares (-es, -endo, -ó) y el plural s.
  • Comunica anhelos, sentimientos e intereses.
  • Come con el tenedor y siempre con supervisión.

3-5 Años: El Exhibidor

Tres años

  • Tiene unas 200 a 300 palabras aproximadamente en su vocabulario.
  • Nombra los objetos comunes.
  • Parea objetos familiares.
  • Comprende uno y muchos.
  • Utiliza oraciones cortas incompletas.
  • Utiliza algunas preposiciones (en, sobre) y pronombres (yo, mi, usted), pero no siempre correctamente.
  • Usa algunas terminaciones verbales regulares (-es, -endo, -ó) y el plural s.
  • Comunica anhelos, sentimientos e intereses.
  • Come con el tenedor y siempre con supervisión.

Cuatro Años

  • Tiene unas 1000 a 1600 palabras en su vocabulario.
  • Usa muchas preguntas interrogativas.
  • Produce oraciones cada vez más complejas.
  • Recuenta historias recientes y pasadas.
  • Entiende más las preguntas acerca del medio inmediato.
  • Tiene alguna dificultad para responde: cómo y por qué.
  • Categoriza.
  • Conoce los colores primarios.
  • Cuenta de memoria hasta cinco.
  • Entiende el concepto de tres.
  • Representa roles en sus juegos.
  • Puede copiar letras en una hoja.

Cinco Años

  • Tiene un vocabulario de unas 2100 a 22000 palabras.
  • Discute sentimientos.
  • Entiende antes y después.
  • Sigue tres pasos requeridos.
  • Desarrolla los conceptos de tiempo: hoy, mañana, ayer, día, tarde y noche.
  • Tiene el 90% de la gramática adquirida.
  • Cuenta hasta trece y entiende conceptos de más de tres.
  • Pinta de una manera aceptable, colorea en línea y crea dibujos más reconocibles.
  • Escribe palabras simples.
  • Carece de coordinación para mantener los ojos quietos cuando lee.
  • No ha establecido la mano preferida, aunque ya conoce su izquierda y derecha, pero no la de otros.
  • Demuestra interés en actividades grupales.
  • Puede partir carne con un cuchillo romo y siempre con supervisión.

6-8 años: El Experto

 

Seis Años

  • Tiene un vocabulario expresivo de unas 2600 palabras y comprensivo de unas 20000 a 24000 palabras.
  • Define por función, por ejemplo el lápiz, para escribir.
  • Tiene muchas oraciones bien formadas de naturaleza compleja.
  • Tiene períodos de atención más largos, por lo tanto se distrae menos para dar información adicional cuando resuelve un problema.
  • Recuerda y repite tres dígitos.
  • Comienza a cambiar la dentición, a dientes permanentes.

Ocho Años

  • Habla mucho, se vanagloria y fanfarronea.
  • Verbaliza ideas y problemas fácilmente.
  • Comunica su pensamiento.
  • Demuestra una pequeña dificultad con las relaciones de comparación.
  • Conoce diferencias y similitudes.
  • Lee espontáneamente.